Subscribe

Cum sociis natoque penatibus et magnis
[contact-form-7 404 "Not Found"]

¿Quien?

Hola, me llamo Antonio Márquez y soy fotógrafo. Me defino fotógrafo porque llevo una cámara allá donde vaya, porque me gusta congelar esa sonrisa, captar el atardecer en una cala en medio de la nada y recordar para siempre aquel kiosquero que nos vendía los helados cuando éramos unos críos.

Lo que hago en las bodas es congelar cada momento, pararlo en el tiempo para que forme parte de la historia de vuestra vida. Y eso sólo se consigue siendo como un invitado más. Generando la confianza necesaria para que la gente sonría, sonría de verdad y compartan esos momentos también con el fotógrafo.

La fotografía forma parte de mi vida, como lo es respirar, es parte de mí y es exactamente lo que ofrezco.

Esta es mi historia con la fotografía

La historia comienza en 1920, en Uruguay.

Estos son mis bisabuelos. Este es su casamiento y esta foto siempre estuvo presente en mi memoria.

Este es mi otro bisabuelo, el fotógrafo y el que empezó todo esto, era un grandísimo fotógrafo y expermientó con las técnicas más punteras de la época.

Esta es la tienda de fotografía de mi familia en Pando (Uruguay), fue la primera tienda de fotografía del Pueblo en 1927

Mi tia abuela Elbeé marcó un antes y un después en la fotografía en Uruguay, en los años 60 vino becada a Europa a estudiar fotografía, siendo de las primeras personas en Uruguay en utilizar película en color. A sus 96 años sigue pintando y me marcó mucho en mi forma de ver la fotografía. Un día vio mis fotos y empezó a criticarlas en su composición, yo por supuesto me ofendí muchísimo ya que las fotos

estaban hechas así por un motivo y eran “mi obra” por suerte para mi, recordé cada cosa que me dijo y empecé a aplicarla cuando se me pasó el cabreo.

Éste es mi padre, fotoperiodista durante años y por supuesto, mi primer maestro.

Año 1990, tengo seis años y esta es la primera foto que tengo con una cámara en las manos, pero en mi recuerdo hay muchos momentos anteriores. Recuerdo como algo mágico cuando mi padre me enseñó a enfocar con su cámara, hoy en día aun lo disfruto como el primer día.

Estas son mis raíces, las que me han
dado las alas que hoy tengo.

Instagram

Instagram